01 Septiembre


Usar un template SI es bueno

Recuerdo que hace algunos años, cuando comenzaba a hacer aplicaciones web de manera comercial, en algunas ocasiones sentía vergüenza por decir que había usado un template y no había hecho el diseño "desde cero". La mayoría de las veces al entregar el proyecto me preguntaba si no hubiese sido mejor hacerlo todo uno mismo desde el inicio, pues a veces eran tantas las modificaciones al template original que terminaba teniendo la impresión de que había trabajado más de lo que se suponía con la inteligente solución de modificar un template pre-hecho.

Ahora, después de unos años, me doy cuenta de que la opción de seleccionar un template para realizar un proyecto web no debe confundirse con falta de profesionalismo sino más bien con falta de presupuesto asignado para dedicarle las horas/hombre necesarias que conlleva el diseño eficiente desde cero.

En el 90% de los proyectos de desarrollo web en los que he participado, la necesidad de una aplicación con funciones a la medida siempre sobrepasa las expectativas de diseño que pueda tener un cliente. Lo cual se traduce más sencillamente en una premisa que le encanta a todos los programadores:

"Si al cliente lo que le interesa es que la aplicación funcione, el diseño de la misma es secundario".

Al final, esta idea lleva a la conclusión: "Vamos a buscar un template".

Y si, la idea de usar un template es buena siempre y cuando se cumplan las siguientes condiciones:

  1. No hay presupuesto para contratar a un diseñador que haga un PSD como Dios manda. Ojo, cuando digo "como Dios manda" me refiero a un diseño concientemente pensado para la web, no un diseño muy bonito para imprimir un afiche o un brochure pero sin haberse visto jamás cerca de un web grid system, bootstrap, responsive design y 20 cosas más que diferencian el diseñar para un browser y el diseñar para una imprenta.
  2. No hay presupuesto para que un buen desarrollador transforme ese PSD en un HTML funcional, con todos sus CSS, JS, nuevamente el responsive design y un laaaaargo etcétera que cada día se alarga más en la medida que se diversifican los dispositivos desde los que accedemos al contenido.
  3. Si sabemos escoger templates de sitios serios donde hay buen soporte y los diseños son hechos por equipos de trabajo especializados en esta tarea, como es el caso de Themeforest.

El último punto es sumamente importante porque un buen template debe estar pensado para que la programación sea fácilmente implementable y que pueda escalar en el futuro. Un ejemplo sencillo de lo que quiero decir es a la hora de hacer cosas simples para la programación como iterar sobre un array e imprimir una lista de nombres, si el área del template donde vamos a mostrar la lista está de esta forma: 

<ul style="color: red">
<li>Nombre 1</li>
</ul>
<ul style="color: yellow">
<li>Nombre 2</li>
</ul>
<ul style="color: blue">
<li>Nombre 3</li>
</ul>

Es un verdadero dolor de cabeza y algo totalmente loco (el ejemplo anterior es un ejemplo real).

Sin embargo, si la misma lista viene decentemente con algo como:

<ul class="names-color">
<li>Nombre 1</li>
<li>Nombre 2</li>
<li>Nombre 3</li>
</ul>

La cosa cambia sustancialmente, esto parece sencillo pero es el día a día del tener que lidiar con templates malos y buenos.

Por otro lado, ¿cuándo saber que es hora de hacer un diseño desde cero y qué implica esto?

El llevar a cabo un diseño web desde cero no es una tarea sencilla como muchos pudieran pensar, de manera general todo el proceso implica lo siguiente:

  • Dibujo de un boceto con ideas sobre el layout, relación función de la app-posición de los módulos en el template, etc.
  • Selección de paleta de colores, fonts a usar, tamaños de los elementos en relación unos a otros, selección de iconografía o desarrollo de la misma desde cero también.
  • Diseño de un PSD bien separado por layers con nombres referenciales bien claros sobre cada cosa.
  • Cortar el PSD en un HTML, CSS YJS reusable, con todas las condiciones que ameritan los nuevos tiempos como son: responsive design, uso de bootstrap, uso de LESS en algunos casos, webfonts y un reguero de cosas que llevan mucho tiempo y hace esta parte del proceso la más tediosa.
  • Optimización de todas las imágenes, iconos y de manera general obsesionarse con que todo pese lo menos posible.
  • Testear toda la funcionalidad del sitio plain antes de comenzar a implementar alguna funcionalidad.

Ahora veámoslo desde el punto de vista de los conocimientos y el expertise necesario de parte del equipo implicado, la lista de cosas en las que deben ser buenos va desde Photoshop, trabajo con vectores, HTML, CSS, LESS, Javascript, jQuery, etc y seriedad (cosa que veo como un lenguaje más que aprender).

Si a todo esto sumamos que el desarrollo del template sea para un CMS específico como Joomla! o Wordpress, entonces hay que agregar el conocimiento necesario de la plataforma para saber lo que se está haciendo.

Esto, sumado al constante requerimiento del diseñador porque todo sea "píxel perfect" hace de este proceso algo que toma tiempo, trabajo y muchas horas/hombre que implican un mayor presupuesto tal como comentábamos al inicio de este artículo y en la mayoría de los casos la relación costo/tiempo de desarrollo del proyecto no es compatible con el diseño personalizado.

Por esta razón la mayoría de las empresas de desarrollo web optan por la ventaja que ofrece un buen template aunque luego se modifique tanto que ni parezca el original, esto salva vidas, bolsillos y sobre todo salva la relación con el cliente y el compromiso muchas veces de llegar vivos a un deadline.

Si antes usted era de los que veía con cierto recelo e incredulidad la profesionalidad del equipo detrás de un sitio comercial hecho sobre un template, piénselo otra vez y reflexione nuevamente sobre lo que hay detrás de esa aplicación y el presupuesto con que se manejó el proyecto. Además piense en las funcionalidades que le brinda la aplicación más allá de que si es un template y se dará cuenta muchas veces de que en la mayoría de los casos los creadores del template original también pueden sentirse orgullosos de todos los cambios y mejoras hechas a su producto.

Al final usar un template no significa que Harry Potter le va a prestar la barita mágica para hacer el trabajo, sólo significa que usted tiene una herramienta más a su disposición para optimizar el producto final y su tiempo de entrega.

 

 


Artículos Relacionados