Netflix y HBO ante las cuentas compartidas


Compartir cuenta en servicios de streaming como Netlix o en HBO se ha convertido en una práctica habitual para muchos usuarios, y aunque estas y otras empresas del sector tienen una filosofía de "manga ancha" y por ahora dejan pasar este tipo de prácticas, el futuro podría ser diferente.

Así lo indican en Bloomberg, donde fuentes cercanas a los planes de estas empresas revelan que se plantean usar técnicas como obligar a los usuarios a cambiar frecuentemente de contraseña, utilizar sistemas de autenticación en dos pasos 2FA o incluso sistemas biométricos como la huella dactilar para reducir un problema que les está costando "miles de millones de dólares en ingresos perdidos cada año", indican en este medio.

Mucha gente comparte cuentas en Netflix, HBO y otros servicios
Un estudio reciente demostró que compartir cuentas de estos servicios de streaming se está convirtiendo en una práctica muy extendida sobre todo en los jóvenes. Se estima que el 35% de los millenials (nacidos entre principios de los 80 y finales de los 90) comparten contraseñas, por ejemplo, frente al 19% de la generación X (entre mediados de los 60 y principios de los 80) y el 13% de los Baby Boomers (desde 1946 a 1964).

En Netflix concretamente se estima que algo menos del 10% no pagan por sus cuentas, algo por lo que la empresa nunca ha mostrado demasiada preocupación. Reed Hastings indicaba en 2016 que compartir contraseñas "no ha sido un problema", y el CEO de HBO, Richard Pleper, también dijo algo muy parecido en 2014 cuando indicó que aunque eso sucedía, "no es un problema fundamental".

Quizás no lo fuera entonces, pero puede serlo ahora en ciertos mercados como el estadounidense donde Netflix ve cómo el crecimiento se está ralentizando y hay cierta saturación que se verá agravada con la puesta en marcha de Disney+ -que comienza a dar sevicio hoy en EE.UU. y llegará a España en marzo de 2020- o Apple TV+, que comenzó a estar disponible el pasado 1 de noviembre.

Eso hace que varias de estas plataformas estén contemplando formas de minimizar el problema de las cuentas compartidas. En una conferencia para inversores en octubre el Chief Product Officer de Netflix, Greg Peters, indicó que están "observando la situación" y buscando formas de mejorarla, pero no dio detalles más allá de esas declaraciones.

Movimiento entre las plataformas de streaming

Ahora se plantean potenciales cambios en la forma de acceder a estas cuentas. Hace dos años se formó el consorcio llamado Alliance for Creativity and Entertainment (ACE), y en ella ingresaron entre otras Netflix, Amazon, Disney o HBO. Aunque un portavoz de este organismo indicaba en Bloomberg que no se involucrarán en esas posibles medidas sí que destacaban que su misión es "proteger el mercado legal del contenido creativo y reducir la piratería".

Lo cierto es que servicios como Netflix o HBO han ayudado a mitigar la piratería: los usuarios cuentan con una alternativa asequible, cómoda y muy potente a la hora de disfrutar de contenidos de vídeo, aunque los expertos creen que la guerra por el streaming al que se han sumado más empresas reavivará la piratería porque será poco frecuente que todos los usuarios se suscriban a muchos de estos servicios.

Eso hace que estas empresas vayan con pies de plomo a la hora de hacer enfadar a los usuarios y que estos dejen de suscribirse a sus servicios. Aún así la saturación del mercado puede hacer que empiecen a entrar en juego medidas para reducir la forma en la que las cuentas y las contraseñas se comparten.

Una de ellas podría ser forzar a los usuarios a cambiar la contraseña de forma frecuente, algo que evitaría que los robos de credenciales de cuentas sirvan para poder disfrutar de estos servicios gratuitamente. También hay plantada una opción para usar sistemas de autenticación en dos pasos (2FA) que por ejemplo usamos para el acceso a cuentas bancarias, pero también a servicios de Google, Microsoft o redes sociales si así lo deseamos.

Hay una tercera posibilidad más delicada que consistiría en la obligación de usar sistemas biométricos que por ejemplo hicieran que el usuario tuviera que usar un lector de huellas dactilares para poder confirmar el acceso a estas plataformas en ciertos dispositivos. También se baraja la opción de asociar el servicio a ciertos dispositivos -como hace Dropbox, por ejemplo- de forma que tengas cierto número de dispositivos en los que activas el servicio y puedes disfrutarlo: si no eliminas la asociación de un dispositivo con el servicio, no puedes usarlo en otro nuevo.

De momento no hay decisiones sobre qué medidas tomar y cómo deben aplicarse, sobre todo porque hacerlo plantea riesgos sobre todo entre los consumidores más jóvenes. Mike McCormack, analista de Guggenheim Securities, explicaba que "su preguntas a cualquier grupo de jóvenes si pagarán por Netflix o servicios de vídeo, la respuesta unívoca es no".

Mientras tanto los distintos proveedores de servicio mantienen distintas políticas para las cuentas compartidas. Netflix y HBO son más permisivas, y por ejemplo Apple TV+ también permite que hasta seis miembros de una familia puedan compartir una suscripción.

En el caso de Disney+ la empresa indicó que pondría en marcha medidas para "mitigar la piratería" pero al menos en este inicio de actividad actúa de forma similar a otras: permite que el contenido se reproduzca hasta en cuatro dispositivos simultáneamente, además de que cada cuenta puede tener siete perfiles distintos.


- FUENTE


Artículos Relacionados